Alimentos de temporada, tus mejores aliados

 Ha llegado una nueva estación y su presencia ya se percibe en el ambiente: los días son más cortos, el clima se torna cada vez más frío, una diversidad de colores inunda el paisaje y ya podemos comenzar a disfrutar de la gran variedad de frutas y verduras propias del otoño.

Pero, ¿tú sabes por qué es tan importante consumir alimentos de temporada?

Al comer las frutas y verduras características de cada estación, estás disfrutando de alimentos frescos, con sabores y aromas genuinos. Conservan mejor sus propiedades nutricionales, brindándote protección a los cambios climáticos, estabilidad en tu estado de ánimo y prevención para enfermedades propias de la temporada. Al mismo tiempo, aseguran un origen más ecológico y sostenible, logrando así cuidar el planeta al respetar los ciclos naturales de las plantas para su siembra, crecimiento y recolección, fomentando la rotación de cultivos y la mejora del suelo.

Como ves, consumir frutas y hortalizas de temporada no sólo aporta beneficios a tu salud, sino que también te permite contribuir al cuidado del medio ambiente, disfrutando como resultado, de una comida llena de colores y sabores inigualables.

Hoy queremos compartir contigo algunos de los alimentos típicos de esta estación, así como los beneficios que te aporta cada uno de ellos. Te invitamos a echar rienda suelta a tu creatividad y comenzar a experimentar con nuevos platillos para este otoño:

Cereales integrales (arroz, pasta, pan):

Son un complemento ideal para todas tus comidas debido a su alto contenido en fibra. Te aportan nutrientes como hierro y vitamina B2, esenciales para fortalecer todo el cuerpo. Es un alimento básico, energético y digestivo.

Frutos secos (nueces, almendras y pistachos tostados):

Alimentos ricos en fibras y proteínas. Gozan de una potente acción antioxidante debido a que contienen vitamina E y Selenio, nutrientes que, entre otros beneficios, protegen tu cuero cabelludo, tu piel y promueven tu salud cardiovascular.

Calabazas:

Una hortaliza perfecta para esta temporada, debido a su gran riqueza en vitamina A, vitamina C y vitamina E, así como ácidos grasos Omega 3. Contribuyen al buen estado de la piel y los huesos, así como del sistema nervioso y el aparato digestivo.

Setas:

Fuente importante de proteínas vegetales de alta calidad, vitaminas del grupo B y minerales como el Fósforo, Potasio, Selenio y Zinc. Contienen una gran cantidad de agua (entre el 80% y el 90% de su composición) y entre sus beneficios puedes encontrar que estimulan el sistema inmune y mejoran la circulación sanguínea.

Manzanas:

Frutas ricas en vitaminas, antioxidantes y un alto contenido en pectina, una fibra soluble que ayuda a reducir el colesterol en la sangre, evitando que se adhiera en las paredes de los vasos sanguíneos.

Estamos seguros que al incluir cada uno de estos ingredientes en tus próximos platillos, disfrutarás mucho más de esta estación y de todos los sabores, colores y beneficios que tiene aguardados para ti.

 

¿Te gustó este artículo? 

Te invitamos a compartirlo.