Empieza el año nuevo con gratitud

agradecer

¡Diciembre ha llegado!

Se trata del último mes del año, la época que trae consigo las fiestas y tradiciones que tanto amamos. Ya se pueden escuchar los cánticos navideños, el aroma del ponche inunda el ambiente, comienzan las reuniones con nuestros seres queridos… en fin, es claro que el final de este año se acerca a pasos agigantados.

Es una temporada caracterizada por luces de colores, el intercambio de regalos, la deliciosa comida e incesante actividad que todo esto conlleva; aunque también, se trata del momento perfecto para reflexionar sobre lo que ha traído este año a nuestras vidas: celebrar los aciertos, aprender de las experiencias, conectar con nuestra familia y amigos y, lo más importante, transformar nuestra realidad a través de la gratitud.

Este valor, suele pasar desapercibido en nuestro día a día a pesar de su gran importancia. Es fácil olvidar en medio de tanto movimiento que estas fechas nacen precisamente de la gratitud y que, al poner en práctica este valor, estamos beneficiando enormemente nuestra vida y la de las personas a nuestro alrededor.

Centrar nuestra atención en agradecer aquello que tenemos, es una de las actividades más sencillas que podemos llevar a cabo diariamente y, el impacto que tiene en nuestros niveles de felicidad y bienestar, resulta ser mayor que el de cualquier regalo material.

Todos estos beneficios suenan muy atractivos, pero tal vez te estés preguntando: ¿cómo logro cultivar gratitud en estas fechas? Bueno, la respuesta a esta pregunta es más simple de lo que pudiera parecer… el truco está en tomar una pausa y observar nuestro alrededor.

Encuentra a aquellas personas o actividades en las que te quieras enfocar con mayor detenimiento. Ya teniéndolas presentes, destina unos minutos a meditar y reflexionar sobre lo que significa su presencia en tu vida: la alegría de tener a tus seres queridos cerca, la satisfacción de hacer lo que tanto te gusta, la dicha de comer tu platillo favorito en Navidad y Año Nuevo, la tranquilidad de saber que alguien te espera en casa… permite que las sensaciones de bienestar, amor y paz iluminen cada rincón de tu ser.

Has hallado tus mejores regalos; aquellos que llegan de forma inesperada todos los días, robándote una sonrisa sin importar la hora o el lugar en el que te encuentres. Son tesoros intangibles, que van llenando de color tu vida año con año, formando parte de tu historia.

En estas fechas, haz de la gratitud, el mejor regalo que puedas darte a ti mismo y a las personas que te rodean. Celebra cada recuerdo que te ha dejado el 2018 y prepárate para recibir este nuevo ciclo con una perspectiva renovada que te permita ver el valor más profundo dentro de cada persona y experiencia que encuentres a tu paso.

 

¿Te gustó este artículo? 

Te invitamos a compartirlo.