Otoño, época de equilibrio

equilibrio otoño

 El otoño ha llegado y sólo hace falta voltear la mirada para observar todo lo nuevo que ha traído consigo esta estación: cambios en la naturaleza, cambios en los ciclos de luz, cambio en el tiempo, cambio de ritmo… cambio.

Hemos entrado a una “época de cosecha”, el momento perfecto para atesorar los granos y frutos que se generan durante esta temporada, pero también, para prepararnos y agradecer cada uno de los aprendizajes que hemos obtenido a lo largo del año.

Es una estación que nos invita a trabajar en nosotros mismos; a redescubrir aquello que habita en nuestro interior, para después, volver a enlazarnos con todo lo que nos aguarda afuera de forma armoniosa y en equilibrio.

Llegó el momento de dar la bienvenida a un nuevo comienzo, de conectar con aquello que nos fortalece, que nos nutre y que nos da vida. Para ello, el otoño nos recuerda que la vida está compuesta por ciclos y que, para crecer y evolucionar, debemos primero permitirnos soltar y dejar ir.

Sólo piensa en cómo cada año, las hojas se caen de los árboles. Es un proceso natural, el árbol se desprende de lo que ya no le sirve para dar inicio a una nueva etapa en su desarrollo, pero, si la hoja se aferra al árbol, entonces se necesita de un viento muy fuerte que logre arrancarla por fin de sus ramas. ¿Cuántas veces has tenido que experimentar cómo ese viento llega a tu vida y te recuerda que es momento de soltar lo que tienes que soltar?

Hoy, te invitamos a hacer una limpieza interna. A desapegarte de los ruidos, los recuerdos que te atan al pasado, las dependencias, las limitantes… y con ello, abrir paso a tus metas y tus sueños; ha llegado el momento de honrar tu esencia. Recuerda que la vida que quieres, está en constante diseño y construcción; anímate a dar el primer paso y comienza a dirigir tu andar hacia el camino que realmente deseas seguir.

Y tú, ¿qué necesitas despedir?

 

¿Te gustó este artículo? 

Te invitamos a compartirlo.