Primavera: tiempo de limpiar tu espacio y tu mente

¡La primavera ya está aquí! Una estación caracterizada por su frescura, el intenso color de las flores y nuevos comienzos. Es la época del año que nos invita a renovarnos, a realizar una limpieza profunda de nuestro espacio y mente, dejar ir aquello que ya no nos es de utilidad y dar la bienvenida a nuevas oportunidades.

Tal vez no te sorprenda escuchar que, hacer una limpieza de tal magnitud, tiene un poder sumamente liberador. Sólo trata de recordar cómo te sentiste la última vez que depuraste un espacio de tu casa o decidiste dejar atrás un pensamiento que ya no iba acorde a quién eras en ese momento… con sólo imaginarlo comienzas a sentirte ligera, ¿no es cierto?

Esto se debe a que los objetos que nos rodean, no sólo ocupan un espacio físico, sino también mental. Como ves, si no tenemos suficiente cuidado, las cosas que tanto atesoramos en nuestra casa o en el trabajo terminan por poseernos y controlar nuestro estado de ánimo.

El orden llega a nosotros como una dosis de energía que alimenta nuestro ser y nos alienta a seguir creciendo. Así como una planta que obtiene los nutrientes que necesita del Sol, tú estarás dándole un respiro a tu mente al poner manos a la obra y dejar ir aquello que ya no te sirve.

Sabemos que este no es un proceso sencillo y es por ello que, el día de hoy, queremos compartir contigo estos 4 consejos que estamos seguros, te acompañarán a abrir las ventanas de tu mente y purificar cada área de tu vida.

1: Elabora un plan de tus actividades:

Intentar encargarnos de todo al mismo tiempo, es un viaje directo al caos y la frustración. Realiza una lista de todas las tareas que deseas llevar a cabo y los espacios que quieres abarcar con esta limpieza, si te es posible, organiza este inventario de acuerdo a su importancia. Comenzar con una tarea a la vez, aumentará tus posibilidades de éxito y te permitirá disfrutar de todo el proceso.

2: Presta atención a tu experiencia:

A medida que organizas tu espacio, ¿qué sentimientos comienzan a surgir en tu interior? Permítete vivir el momento presente y acepta todas las sensaciones que llegan a ti a través de esta actividad; tal vez algunas de ellas sean más incómodas o dolorosas de procesar que otras, no te preocupes y toma todo el tiempo que necesites, después de todo, esta travesía es sólo tuya.

3: Recuerda que todo llega a su debido tiempo:

Sabemos que es tentador querer comenzar a experimentar todos los beneficios de esta limpieza, pero tienes que recordar que un cambio de esta dimensión, tarda en hacerse presente. Sé constante y mantente firme con este objetivo, los primeros resultados te esperan a la vuelta de la esquina.

4: Valora tu descanso:

No descuides tus horas de reposo por buscar tener un papel más activo en esta actividad. El objetivo de esta limpieza es aumentar tus niveles de energía y tu sensación de bienestar, y eso llega cuando existe un equilibrio en cada área de tu vida… incluyendo el descanso.

Nunca olvides que todo cambio comienza en tu interior: nace de un pensamiento, se alimenta de tu fortaleza interna y concluye con la decisión de vivir de manera distinta. Estamos seguros que en muy poco tiempo, tú también estarás experimentando de todos los beneficios de esta gran actividad, así que… ¡a limpiar se ha dicho!

¿Te gustó este artículo? 

Te invitamos a compartirlo.